MÉXICO APUESTA POR MONOPOLIO DEL LITIO (ORO BLANCO), ANTE EL AUGE DE AUTOS ELÉCTRICOS

* La iniciativa enviada a la Cámara de Diputados también propone reservar al Estado una participación mayoritaria en el sector eléctrico.

* Si la enmienda es aprobada, la explotación de minerales “considerados estratégicos, como el litio, no será concesionada.

Estado Ciudad de México CDMX a 2 de octubre del 2021.- México prevé monopolizar la explotación de litio, indispensable para las baterías de autos eléctricos y el desarrollo de nuevas tecnologías, según un proyecto de reforma constitucional del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La iniciativa enviada a la Cámara de Diputados también propone reservar al Estado una participación mayoritaria en el sector eléctrico, anunció López Obrador este viernes en su habitual rueda de prensa.

Si la enmienda es aprobada, la explotación de minerales “considerados estratégicos, como el litio, no será concesionada, dijo el secretario de Gobernación Adán López en la misma conferencia.

“Será el Estado el que intervendrá en la exploración y producción de estos minerales”, indicó.

López Obrador detalló que actualmente hay ocho concesiones otorgadas en el país para la exploración de litio que quedarán vigentes “siempre y cuando (las empresas) acrediten que han iniciado” ese proceso y que “están en los términos previstos para empezar la producción”.

LITIO, EL ANSIADO MINERAL EN TIEMPOS DE SUSTENTABILIDAD

El litio se extrae principalmente en Sudamérica y Australia, y China domina la cadena de suministro.

México tiene yacimientos de este mineral principalmente en Sonora, donde operan narcotraficantes y otras bandas del crimen organizado.

A finales de diciembre, el Instituto Faraday, centro de investigación sobre baterías eléctricas del Reino Unido, habló de una nueva “fiebre del oro” para metales como el litio, el cobalto y el níquel.

Aunque México no se ha fijado una fecha para prohibir los nuevos vehículos de gasolina y diésel, en el país operan ensambladoras de importantes marcas de autos como Ford, General Motors, Kia, Audi y BMW.

NO SE BUSCA “ESTATIZAR”

La reforma constitucional también asegura a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el 54% del mercado del sector, frente a 46% de los privados.

El objetivo es llegar a una “auténtica competencia”, afirmó el mandatario, precisando que la iniciativa modifica tres artículos para que haya un control en los precios de los energéticos y de ese modo proteger la “economía popular”.

“Esto significa fortalecer a las empresas públicas como la Comisión Federal de Electricidad, porque la política anterior era fortalecer a las empresas privadas”, añadió en referencia a sus predecesores, a quienes acusa de haber aplicado políticas neoliberales que profundizaron la corrupción y la desigualdad en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *